Conejo relleno de guisantes con jamón

Hoy un plato doblemente ligero, primero porque la carne de conejo es una de las que menos grasas presenta, junto a un elevado valor nutritivo, y segundo por la técnica de cocción al vapor, que no aporta calorías adicionales. Lo difícil es deshuesar el conejo, pero eso se lo dejo a la especialista del mercado que lo borda. Y para rellenar la pieza hemos elegido un sencillo rehogado de guisantes, que le dará sabor y color manteniendo el espíritu ligero del plato.


Focaccia con aceite de hierbas

La focaccia es una masa genial, a medio camino entre el pan y la pizza y emparentada con la ciabatta. En verano ideal para acompañar una barbacoa al aire libre.
Ya llevamos algunas hechas y nunca duran lo suficiente para tener fotos completas y presentables, ya que es perfecta para picar mientras se hace la comida, y después para acompañar los platos, por lo que al final solo quedan las migas, y eso que tiene un tamaño respetable.
A partir de la masa básica se puede complementar al gusto, en esta ocasión va aderezada con un aceite de hierbas aromáticas y tomates secos y una cobertura de cebolla y olivas negras con escamas de sal.



Flan de plátano, nueces y chocolate

El flan de huevo ya es de por sí una delicia, pero si se enriquece un poco puede hasta mejorar. Como en esta propuesta, donde están invitados unos plátanos maduros, de esos que a veces lloran por los rincones para que no los tiremos, unas nueces y un toque de chocolate negro. Poco más se puede decir, hay que disfrutarlo.
No os dejéis impresionar por la maquinita que sale en las fotos (es útil, todo hay que decirlo), pero se puede elaborar por el método tradicional del baño maría, en un molde único o en flaneras individuales, al gusto.

Esta es nuestra contribución al HEMC#62 organizado por LeBonVivant.


Salmón al azafrán

Las especias, a las que no siempre reconocemos la importancia que tienen en la cocina, pueden ayudarnos a cambiar el resultado de un plato, especialmente en aroma y sabor. Es el caso de estos lomos de salmón, a los que el azafrán eleva a cotas de excelencia. Aunque probablemente es la especia más cara de todas, es muy ligera y se necesita poca cantidad, así que no asustarse.
Es un plato rápido y sencillo de preparar, en 20 minutos y con tres ingredientes tendremos en la mesa un festival de color, sabor y aroma, un auténtico plato de fiesta.



Bacalao a Bras

Dice la leyenda que podrías estar todo un año en Portugal comiendo bacalao a diario y no repetirías ninguna receta, tal es la variedad de platos con este ingrediente. De los que hemos probado en el país vecino uno de los que más nos gusta es este que traemos hoy: Bacalao a Bras, Bacalhau del senhor Braz (probablemente su denominación más genuina) o Bacalhau Dourado (en alusión a su vivo color).
Al parecer el senhor Braz, tavernero del Barrio Alto de Lisboa, juntó unas sobras de bacalao de otro plato con unas patatas fritas y unos huevos, dando origen a este famoso revuelto. Estamos pues ante una receta de aprovechamiento, que utiliza los recortes de otras piezas más nobles.